Salteado con espárrago típico de la cocina oriental

Los salteados con verduras al wok son un elemento típico del recetario asiático. Los espárragos, que en Chile se consumen en el mes de abril, son un vegetal muy saludable ya que aportan pocas calorías y un alto contenido de fibra. Además, tienen muchas vitaminas, minerales y una gran cantidad de antioxidantes. Por esta razón, son muy utilizados por los cocineros de países orientales, especialmente en Tailandia. Muchas veces, las recetas acompañan estos salteados con pollo para lograr platos más contundentes.

En esta ocasión, presentamos una receta muy sencilla que es perfecta para aquellos que cuiden su figura y disfruten del sabor picante. Por supuesto, si no eres amante del pimiento, puedes cocinarlo sin chile y, aun así, obtener un plato muy delicioso. La receta es para dos personas y tiene un tiempo de elaboración de 25 minutos.

Ingredientes

· 400 g de espárragos

· 1 naranja

· 2 dientes de ajo

· 1 chile o pimiento pequeño

· 10 g de jengibre

· 10 ml de salsa de soja

· 1 cdta de perejil

· 1 cdta de pimienta

· 1 cdta de sal

· Semillas de sésamo

· Aceite de oliva

Paso a paso

1. Lava los espárragos, sécalos y corta la base de cada uno. Si quieres una cocción más rápida, puedes cortarlos en bastones de 2 o 3 cm de largo. Resérvalos.

2. Lava el chile y corta el tallo. Córtalo en rodajas finas y deshecha las semillas. Si te gusta la comida más picante, puedes usar un poco más de chile, pero ten cuidado de no arruinar el sabor del plato.

3. Pela los dientes de ajos y córtalos en láminas. Pela el jengibre y pícalo.

4. Calienta un wok o una sartén antiadherente y coloca una o dos cucharadas de aceite de oliva. Incorpora los ajos, el jengibre y el chile cuidando que no se quemen. Cocínalos a fuego medio por aproximadamente un minuto o hasta que se doren.

5. Añade los espárragos y remueve constantemente la preparación. Agrega la sal, pimienta, salsa de soja y el jugo de media naranja. Cocina a fuego alto removiendo constantemente y, una vez que los espárragos estén blandos, retira el wok o la sartén del fuego. Sirve la preparación, junto con el jugo de la cocción, en una fuente.

6. Sirve en cada plato y agrégale ralladura de la otra mitad de la naranja, el perejil y las semillas de sésamo. Si lo deseas, agrega más jugo de naranja para que tome un sabor más ácido.

Este plato es un buen acompañamiento de carnes, legumbres, pescados, hummus de garbanzos o una ensalada. Además, se puede consumir como plato principal, especialmente para aquellos que busquen comer algo liviano pero que llene. Puedes agregarle huevos revueltos o fideos a la preparación para tener un plato más abundante. Este salteado de espárragos es un platillo muy verstátil que queda delicioso con muchas otras recetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *